domingo, 31 de agosto de 2014

Decorando un tocador

Holaa!! Ya estoy aquí de nuevo, esta vez para quedarme, porque, sintiéndolo mucho, el verano se acaba y con él el buen tiempo, las vacaciones, la playa y el calor, pero lejos de deprimirme y echarme a llorar voy a coger la vuelta al cole con mucha fuerza y ganas porque, aunque volvemos a la rutina, hay reencuentros, cosas que aprender y cosas que demostrar al mundo y a nosotros mismos y hasta reconozco que echo un poquito de menos el fresquito por la mañana y las sudaderas calentitas. Aun así aun podemos exprimir un poco mas los días de calor y yo lo he hecho sacando mi lado mas creativo. En este post os quiero enseñar que he hecho con mi cómoda-tocador este verano.
Lo cierto es que mi habitación es exactamente igual ahora que cuando tenía 9 años y es la típica habitación Barbie toda rosa y pomposa que a mi ya se me queda infantil, viendo que no podía cambiar el color de las paredes (por ahora) he decidido adaptar algunas cosillas a mi estilo y mis gustos de ahora. De momento solo he cambiado la cómoda en la cual guardo mi maquillaje y algunas cosas más para convertirla en un pequeño tocador que me sea útil a la hora de maquillarme y así no tener que desplazarme hasta el espejo mas cercano para hacerlo.
Aprovechando una visita a IKEA decidí comprar algunas cosillas a las que ya les tenía echado el ojo porque las había visto en las habitaciones de algunas bloggers y youtubers, además tengo que decir que muchisimas de las cosas que tiene la tienda sueca en cuanto a decoración me encantan y está muy bien echar un vistazo de vez de cuando. El resultado final es el de la imagen de arriba aunque no se si se quedará así o si haré algunos cambios.
El recipiente es un macetero de IKEA que tienen muchisimas chicas aficionadas al maquillaje y que a mi me enamoró desde el primer momento, yo lo uso para guardar las brochas y tenerlas a la vista y a la mano, realmente el mío es el modelo HÄREN pequeñito, sé que había tamaños mas grandes lo que no sé es si el nombre era el mismo, de todas formas os pondré el enlace de la página al final del post para que lo consultéis si os interesa. En mi caso, como veis, el recipiente es troquelado tanto por arriba como por abajo de forma que yo le coloqué un papel blanco en la parte de abajo y lo rellené con arena decorativa que podéis encontrar en bazares y tiendas de decoración a un precio muy económico.
Por otro lado las velas de IKEA son mi perdición las huelo absolutamente todas porque hay muchísima variedad y todas huelen super rico, en este caso compré una grande en un recipiente de cristal con olor a rosas, esta la compré en otra visita que hice el verano pasado y no recuerdo el nombre pero son fáciles de encontrar. Tengo que decir que no es una vela que huela en exceso, de echo huele mas apagada que encendida pero imagino que otros aromas más intensos olerán más.
El espejo es el modelo TRENSUM de la misma tienda y como veis es un espejo de mesa, muy sencillo con dos caras, una normal y una de aumento lo cual viene muy bien a la hora de maquillarme.
Por último este farol que me encanta y que también he visto a muchas chicas, hace un efecto de luz muy bonito y es el modelo ROTERA que tambien está en varios tamaños. La velita de dentro viene en un pack bastante numeroso que se llama SINNLIG, en mi caso las escogí con olor a vainilla porque quería poner olores suaves en la habitación. El marco de fotos de cristal es de un bazar y las acuarelas son de Roma (imagen superior) y de Mojácar (imágenes anteriores).
IKEA: http://www.ikea.com/es/es/preindex.html
 Y esto es todo de momento, espero que os haya gustado y que me propongáis nuevas ideas porque no hay nada definitivo. Un besote

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Visito todos los blogs que comentan así que no es necesario que pongas el enlace