miércoles, 29 de octubre de 2014

Como hacer heridas para Halloween (SIN LATEX)


  Hola a todos!! Ya estoy de vuelta y en esta ocasión os traigo algo que creo que os puede ser muy útil si, como yo, buscáis la mas mínima escusa para disfrazaros. Halloween se acerca y, aunque mucha gente no hace nada o piensa que no es una fiesta nuestra, yo soy de las que aprovecha la menor ocasión para salir y también soy de las que piensa que si te disfrazas es para dar miedo y no para ir monísima. Por eso, después de estar buscando como una loca algún disfraz sencillo o un maquillaje divertido para hacerme, me he dado cuenta de que muchas de las opciones que hay en internet requieren gastar dinero en un disfraz, o comprar látex para hacer heridas, lentillas para hacer un maquillaje realmente bueno... peeero como aquí nos pintamos con cariocas siempre buscamos la opción fácil y divertida en la que no haya que arruinarse. Por eso os traigo una técnica genial para hacer heridas de todo tipo que nos pueden complementar el disfraz, y sin necesidad de látex. Si queréis saber como se hacen seguid leyendo.

MATERIALES:

  • Cola blanca
  • Pinzas
  • Maquillaje (sirve una base de maquillaje cualquiera y si es cubriente y un poco mas oscura que vuestro tono de piel mejor)
  • Sombras marrones, moradas y negras
  • Brochas y pinceles de maquillaje (también sirve una esponja)
  • Labial rojo y sangre falsa si queremos
PROCESO:

  1.  Extendemos un par de capas de cola blanca sobre la zona donde queremos hacer la herida y dejamos que sequen (podemos ayudarnos de un secador para que seque antes)
  2. Cuando veamos que tiene una textura gomosa nos ayudamos de unas pinzas para pellizcar el centro de la cola y vamos abriendo una abertura (así parecerá que los restos de cola son la piel que se despega y se pudre)
  3. Utilizamos una base de maquillaje para cubrirlo todo y que se funda con nuestra piel
  4. Aplicamos sombra marrón y morada por toda la parte exterior de la herida para dar sensación de contusión.
  5. Pintamos de rojo el interior de la herida ayudándonos de un pincel pequeñito, yo he usado un labial rojo pero podéis usar pintura para la cara.
  6. Por dentro de la herida añadimos unos toques de sombra negra para dar sensación de profundidad
  7. Por último podemos añadir sangre falsa (yo en ese momento no tenía pero para halloween sí que llevaré)
Este es el resultado en el antebrazo

En este caso lo he probado en la muñeca pero también lo hice en el antebrazo y queda incluso mejor porque es una zona que no se dobla tanto y parece más real todavía. En cuanto a la limpieza es fácil de quitar (relativamente), si lo colocáis en una zona donde no haya muchos pelitos lo podéis despegar como una pegatina y si no con toallitas y jabón. Espero que os haya gustado mucho y que lo pongáis en práctica. ¿tenéis algún disfraz pensado para halloween?

3 comentarios:

  1. qué genialidad de idea y barata y con cosas que todos tenemos en casa! me has dejado flipando pues está genial.

    Con ganas de ver tu día de halloween cómo fue el resultado final.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. es una idea genial, lastima no haberlo visto antes!
    Trendy U

    ResponderEliminar
  3. Es una altima no haberlo visto antes!
    pero deja me decirte que esta de pelos esta DIY!
    Me haria mucha ilusion que te pasaras pro mi blog y te unieras a el, seria un honor!
    Besos, te espero en: http://linainfinitea.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario
Visito todos los blogs que comentan así que no es necesario que pongas el enlace