sábado, 9 de abril de 2016

La arcilla blanca

Hola a todo el mundo!! Ya estoy de nuevo por aquí como cada domingo y en esta ocasión os traigo, como podéis ver por el título y por esta foto que tenéis aquí arriba, una review de la arcilla blanca que es un producto totalmente natural que llevo un tiempo probando en mi lucha contra el acné y las marquitas que éste deja.
Hace ya bastante tiempo os hice un post sobre otro producto natural que también estuve probando para este problema y que se llama aceite de árbol del té, si os interesa el tema podéis encontrarlo aquí.
Antes de nada tenéis que saber que mi piel es mixta-grasa y que el problema que yo tengo es un poco de acné comedogénico y bastantes marcas, sobretodo en el contorno de la boca y la nariz. Es por esto que cuando fui al herbolario la chica me recomendó este tipo de arcilla que es más suave pero si vuestro acné es más severo os recomiendo que preguntéis por la arcilla verde y que os dejéis aconsejar por la persona que os atienda.

¿QUÉ ES LA ARCILLA BLANCA?
La arcilla blanca es un producto completamente natural con multitud de aplicaciones y numerosos beneficios para nuestra piel por lo que se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar diferentes problemas.
Al ser un producto natural no tiene por qué generar reacciones alérgicas de ningún tipo y no tiene repercusiones negativas en la piel.
Generalmente la arcilla blanca pura se comercializa en polvo como es el caso de la que yo utilizo pero también podéis encontrar formatos en crema ya preparados para hacer mascarillas (en estos casos comprobad los ingredientes del producto porque no suele ser arcilla 100%).

PROPIEDADES DE LA ARCILLA BLANCA
  • La arcilla blanca es astringente por lo que es recomendable para tratar casos de acné o pieles grasas.
  • Ayuda a eliminar impurezas de la piel
  • Es recomendable también en pieles envejecidas o flácidas ya que realiza una función tensora que aporta firmeza a la piel (no es mágico eh, tampoco penséis que hace liftings la arcilla).
  • Ayuda a la regeneración natural de las células de la piel por lo que también colabora a alisarla.
  • Aporta luz a las pieles mates o apagadas
  • También se utiliza como desodorante natural por su capacidad astringente y de absorción, perfecto para los casos de sudoración excesiva.
MODO DE USO
A continuación os explico como la utilizo yo según las recomendaciones que me dieron pero antes quería comentar que es importante que utilicemos un recipiente que no sea ni metálico ni de plástico y que la cucharilla con la que cogemos el producto tampoco sea metálica (yo utilizo un recipiente de barro y una cucharilla plana de plástico como podéis ver en la imagen). Al principio es un proceso que parece pesado y que tiene muchos pasos pero realmente es muy sencillo y no ocupa tanto tiempo como parece.
  1. El primer paso es limpiar muy bien el rostro con nuestro jabón habitual y dejar la piel seca (es importante que si tenéis acné os acostumbréis a no utilizar toallas para secar el rostro, es mucho mejor utilizar papel higiénico o de cocina ya que las toallas se utilizan para otras cosas que no son nuestra cara, acumulan humedad y es más fácil que estén llenas de partículas que no nos beneficien en nada)
  2. A continuación cogemos una cucharada del producto en polvo, no es necesario que sea una cucharada grande.
  3. Este polvo lo mezclamos con un poquitín de agua, mejor si es agua embotellada o filtrada porque la del grifo suele tener bastante cal. Con muy poca agua es suficiente, tiene que quedar una mezcla espesa no líquida. Os muestro la textura y el color.

  4. Cuando tengamos la mezcla hecha la aplicamos por todo el rostro con la cuchara, con un pincel o con los dedos muy limpios.
  5.  Esperamos a que la mascarilla se seque, depende de la cantidad que nos apliquemos pero si aplicamos una capa finita que es lo justo y necesario tardará unos 10-15 minutos. Notaremos que está seca porque se vuelve blanca y quebradiza, notaremos la cara dura, como que no la podemos mover. Os pongo imágenes para que podáis ver la diferencia.                                         
  6. Una vez seca solo tenemos que retirarla con abundante agua, mejor si está templada, y nos secamos el rostro con papel.
Ahora notaremos la piel bastante tirante y seca ya que la mascarilla lo que hace es absorber el exceso de grasa, por eso es importante que a continuación nos apliquemos nuestra hidratante.

Este proceso es recomendable realizarlo entre dos y tres veces a la semana dependiendo de vuestro tipo de piel y de las recomendaciones que os den.

OPINIÓN PERSONAL
A mi la verdad es que me ha ido genial, primero porque me encanta aplicármela y segundo porque realmente he notado el sebo mucho más regulado en la piel, me salen menos granitos y los pocos que me salen en cuanto aplico la mascarilla se secan.
Además, aunque nada más aplicarla sí que deja la piel tirante, en aplicar la hidratante ya tengo la piel estupenda, no me ha resecado para nada como lo han hecho otros productos que, hasta me descamaban la piel y no había que crema que me calmara el picor.
Desde mi experiencia, recomendadísima.

DONDE ENCONTRARLA
Podéis encontrar este producto en cualquier herbolario y en algunas farmacias, los formatos varían y yo realmente solo os puedo hablar del que yo he probado.
He utilizado el de la marca Soria Natural, contiene 250g lo cual es bastante cantidad (yo lo estoy usando desde enero y va por la mitad).¿Lo mejor? Su precio, la caja solo me costó 2'75€, muchísimo más económico que todas las cremas y productos químicos que me recomendó la dermatóloga y que se venden en las farmacias para este problema.

Y esto es todo ¿habéis probado la arcilla blanca? ¿tenéis algún producto que os haya ido genial para el acné? Nos leemos muy pronto. Un beso

4 comentarios:

  1. Hola!!! Paso por aquí para informarte de que te he nominado para los premios The Versatile Blogger Award. Tienes las reglas en mi blog.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, no sabes la ilusión que me hace. Enseguida me paso por el blog. un beso

      Eliminar
  2. Hola! Interesante post, no he probado nunca la arcilla blanca, pero lo haré. A mi me va genial la arcilla volcánica, marcó un antes y un después en mi piel!
    He llegado aquí por blogs en común y me quedo a seguirte :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a la familia!! Nunca he probado la arcilla volcánica la verdad. Enseguida me pasaré por tu blog. Un besoo

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario
Visito todos los blogs que comentan así que no es necesario que pongas el enlace