sábado, 29 de octubre de 2016

Cómo organizar tu agenda I: Escoger la agenda perfecta

Hola a todo el mundo. Hacía muchísimo tiempo que no escribía sobre estudios, organización y demás y me ha parecido interesante retomarlo para que haya variedad. En esta ocasión vengo con la primera parte de una serie de posts en los que os voy a hablar de cómo organizo mi agenda, en qué momento lo hago y cómo escoger la agenda que más se adapta a nuestras necesidades (Sí, sé que ya ha empezado el curso pero para las que empiecen agenda en Enero creo que les puede venir bien).
En el primer post de esta sección os hablaba de la importancia de planificarse y hoy vengo a hablaros de la herramienta por excelencia que nos ayuda a llevar a cabo esa planificación.
 Hoy hablamos de cómo escoger la agenda perfecta para nuestras necesidades.

Fuente

NECESITO UNA AGENDA ¿Y AHORA QUÉ?
Bien, hemos llegado a la conclusión de que necesitamos un sistema o una herramienta que nos permita organizar nuestro tiempo. Existen muchos medios tanto en papel como digitales para planificarnos y cada uno tenemos que encontrar el que mejor nos funciona, en esta ocasión yo os hablaré de las agendas y planificadores en papel porque son los métodos que mejor me funcionan a mi.
Sin embargo, muchas veces gastamos dinero en una agenda y en febrero dejamos de usarla porque no se adapta a nosotros y se nos hace pesado utilizarla. ¿Cómo lo evitamos? Aprendiendo a escoger la agenda que mejor nos funciona.
Existen muchísimos tipos de agenda, más simples, más completas, con colores, con pegatinas, con bolsillos... pero hay unos puntos clave que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir.

UNA AGENDA QUE ME ATRAIGA
El primer paso es escoger una agenda que nos guste estéticamente, lo sé, parece lo menos importante, pero os aseguro que es clave para que no dejemos de lado la agenda. Una agenda que nos llame la atención, que nos guste y que sea bonita nos incitará a escribir en ella y a llevarla a todas partes. Tenéis agendas de todos los tipos, las hay muy simples pensadas para que vosotros las decoréis, las hay pensadas como un planificador creativo (estas suelen ser más caras) y las hay editadas en color, con algún tipo de temática, con pegatinas o extras.  Todo depende de lo prácticos que seáis.
Sinceramente a mi encantaría tener el tiempo y las ganas de decorar mi agenda a mi gusto todas las semanas, pero seamos realistas, la mitad de las semanas no lo haría, por eso lo mejor en estos casos en comprar agendas que ya vienen ilustradas y que son atractivas ya de por sí.

EMPEZAR EL AÑO EN SEPTIEMBRE
El segundo paso, sin duda, es escoger qué tipo de calendario llevamos nosotros ¿empiezas el año en septiembre con el curso escolar o en Enero? En función de cuándo empiece para ti la actividad tendrás que escoger una agenda u otra.
Las agendas escolares empiezan en Septiembre y suelen terminar en agosto del año siguiente o incluso en Diciembre.
Las agendas anuales empiezan en Enero y acaban en Diciembre o como mucho en Enero del siguiente año.
Yo suelo coger la agenda escolar porque mi curso empieza en Septiembre pero es muy probable que el curso que viene la compre en Enero (el de 2018 quiero decir) porque siendo sinceras, y un poco ratas, las agendas anuales al llevar menos meses y estar menos demandadas son unos eurillos más baratas e igual de bonitas.

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA
Otra clave fundamental es el tamaño de nuestra agenda y si la queremos de tapa dura o de tapa blanda. Las agendas grandes son perfectas para aquellos que son extremadamente organizados y todos los días al llegar a casa anotan todo lo que necesitan apuntar (no es mi caso jeje).
Las agendas de tamaño A5 o A6 son perfectas para llevar en el bolso o en la mochila y que vengan con nosotros a todas partes, de esta forma podemos anotar lo que necesitemos en cualquier momento.
La tapa dura o blanda ya es más bien una cuestión de preferencias. Yo prefiero tapa dura porque me gusta la consistencia y el apoyo a la hora de escribir pero reconozco que la tapa blanda es muy práctica para agendas que vamos a llevar en el bolso.

TENER EL MES CONTROLADO
La gran mayoría de agendas llevan al inicio de la agenda un planificador mensual (muy práctico, por cierto) para que anotemos los acontecimientos más importantes del mes. Es muy útil para ver de un solo vistazo cuando hay exámenes, entregas de trabajos, reuniones, eventos...
A la hora de escoger agenda tenemos que ver qué sistema nos funciona mejor porque hay dos formas de encontrar este planificador. La primera es en forma de casillero como el de un calendario normal en el que apuntar lo que tenemos que hacer cada día.
La segunda es a través de una tabla donde los meses se encuentran en columnas con todos los días en vertical.
Fuente

 DÍA O SEMANA VISTA
La otra gran elección que debemos hacer es si queremos que nuestra agenda sea de día vista o de semana vista, esta de echo es la clave para que nuestra agenda se adapte realmente a nuestras necesidades.

El día vista está pensado para personas muy ocupadas, que necesitan mucho espacio para escribir, que dan la misma importancia a los días laborales que a los fines de semana y que tienen que organizar su día hora a hora porque tienen mil cosas que hacer. Si ese es tu caso, este tipo de agenda, aunque sea un poco más gruesa, te irá perfecta.

Fuente
La semana vista está pensada para aquellos que no necesitan una organización tan exhaustiva, solo quieren marcar las tareas más importantes y los eventos, entregas de trabajos, exámenes... Pero lo que sí es importante para ellos es ver de un solo vistazo lo ocupada que tienen la semana para poder planificarse bien y saber si les va a pillar el toro o no con las entregas y los trabajos. Para ellos esta estructura es perfecta.

Fuente
ALGUNAS AGENDAS ANUALES 2017


Y hasta aquí llega la primera parte de esta serie de Cómo organizar tu agenda, probablemente haya una segunda y una tercera parte en la que os hablaré más en profundidad de cómo hacer anotaciones en la agenda, cómo utilizar los colores para resaltar tareas y cuándo y con qué frecuencia planificar nuestro tiempo.
Espero que os haya sido útil, que os ayude a las que vayáis a comprar vuestra agenda próximamente y que os haya entretenido. Nos leemos muy pronto. Un besote enorme.




3 comentarios:

  1. El tamaño importa mucho. Como compre una gigante seguro que más de una vez la dejo en casa. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan las agendas con mucho espacio. Me han gustado tus tips.

    Un besito,

    Noa

    ResponderEliminar
  3. Un post genial lo de las agendas es todo un mundo!1beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario
Visito todos los blogs que comentan así que no es necesario que pongas el enlace