viernes, 14 de abril de 2017

Tenemos nueva sección de Lifestyle

Hola familia!! Esta semana tenéis dos entradas en el blog porque me hacía ilusión presentaros una nueva sección. Una sección de lifestyle y vida sana en la que quiero compartir con vosotros una parte muy importante de mi vida que es el deporte y la buena alimentación.

Desde muy pequeña me diagnosticaron hipercolesterolemia hereditaria (que suena a enfermedad grave, pero no), se trata, simplemente, de que tanto mi hermano como yo tenemos una mayor facilidad para tener colesterol por una cuestión genética (gracias papá). Es por eso que desde muy pequeños hemos seguido en casa unos hábitos alimenticios y deportivos muy saludables.(Si os interesa el tema puedo hacer un post más completo hablando de esto).

Si que es cierto que desde pequeña he sido horrible comiendo, no me gustaban las verduras, no comía fruta...lo bueno es que mis padres nos han enseñado a comer carne, pescado, legumbres y otras muchas cosas de manera que todo lo demás lo tengo totalmente asumido en mi dieta.

Desde pequeña también he sido una niña súper activa, me ha encantado el deporte desde siempre. Yo era la típica niña que jugaba al futbol con los chicos en el parque, la que se subía a los árboles y volvía de barro hasta las cejas. He practicado vóley en el colegio y en el instituto y, después de dejar a un lado el deporte durante un par de años (el bachillerato me absorbió la vida), lo he retomado con muchísimas ganas haciendo que forme parte de mi día a día.

Recuerdo que cuando acabé el último examen de selectividad me fui al gimnasio a apuntarme, creo que nunca he echado tanto de menos el deporte en mi vida.

Pues bien, hace un año más o menos comencé a notar que tenía muchos problemas digestivos. Ya los había tenido desde siempre, muchísimos gases que no podía expulsar y me dolían muchísimo (enserio, parece una tontería, pero el que sufra de gases me entenderá, es un dolor horrible), mucho acné que yo achacaba a la adolescencia...
Sin embargo, el detonante fue un helado de chocolate con brownie, sí, como lo lees. Iba yo toda feliz con mi novio por la playa un día de agosto y decidimos comprar un helado, os juro que me pegó tal diarrea que no me volví a comer un helado en lo que quedaba de verano.

Aquello no era normal y decidimos ir al médico, todos los desayunos me sentaban fatal, cuando comía me costaba mucho digerir los alimentos... así que me mandaron algunas pruebas. Y cuando fui a visitar al médico digestivo confirmó mis sospechas, tengo una intolerancia brutal a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es una de las intolerancias más comunes que hay y para las que la padecemos supone un cambio en nuestra dieta y en nuestros hábitos sociales (no es tan fácil salir a comer fuera o pedir helado de postre) por lo que me tuve que informar muy bien y tomar ciertas medidas.

Ahora que sabéis todo esto, entenderéis mejor el motivo por el cual quiero crear una nueva sección de lifestyle. Me parece muy interesante, tanto para vosotros como para mí ( ya que me tengo que documentar para poder realizar post realmente útiles para vosotros) compartir información sobre rutinas saludables, alimentación, deporte, trucos y productos para la intolerancia y otras muchas cosas que ya tengo preparadas.

Espero que os guste la idea y que podamos compartir mucho en esta sección. Yo estoy súper ilusionada y, de echo, el martes 25 tendréis el primer post oficial en el que os doy 20 tips que yo he seguido para empezar a cambiar de rutinas y llevar un estilo de vida más saludable. Espero que vosotras también aportéis vuestros trucos y consejos de vida sana y os apuntéis a este estilo de vida que os prometo que merece la pena.

Nosotros nos leemos el martes que viene y hasta entonces...un besote enorme!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario
Visito todos los blogs que comentan así que no es necesario que pongas el enlace